GESTACION


GESTACION


La mayoría de los mamíferos son vivíparos, por lo que el desarrollo embrionario y fetal se lleva a cabo en el útero. Este período de desarrollo uterino se denomina Gestación y en el tienen lugar los diferentes cambios de adaptación del tracto reproductivo de la madre para el correspondiente mantenimiento nutricional y  crecimiento del feto, así como la sincronización de los distintos mecanismos necesarios para que el feto llegue en buenas condiciones al parto.

La gestación está regulada por factores maternos como la edad, siendo su duración menor en animales jóvenes; el tamaño de la madre influye debido a la mayor producción de Lactogeno Placentario.  El crecimiento es menor al comienzo de la gestación, siendo mayor al final de la misma. Las pequeñas variaciones de la duración de la gestación entre razas se deben a efectos genéticos, siendo mayor el crecimiento en bos taurus que en razas cebuínas. 


 
Una  vez  se  produce  la  unión  gametica y se  produce  la  fusión  de  los  pronúcleos masculino  y  femenino o  Singamia,  el  individuo  en  etapa  de  una  célula  se  denomina  Cigoto.  El cigoto contiene la información genética  necesaria para el desarrollo  embrionario, también contiene sustancias nutritivas en el citoplasma para mantener al embrión  y se llama vitelo.




El  periodo  comprendido  entre  la  singamia  y  el  nacimiento  del  nuevo  individuo  se  denomina  Gestación. Durante  este  tiempo  se  efectúa    el  crecimiento  y  nutrición  del  concepto, así  como  las  adaptaciones  maternas  con éste  propósito. El concepto se define como el producto de la fecundación.





RECONOCIMIENTO MATERNO DE LA GESTACION

La gestación se hace notar por procesos que prolongan la vida media del CL cíclico, lo que indica un Reconocimiento Materno de la Gestación. El momento de reconocimiento de la gestación se presenta después que el blastocisto llega al útero y se fija para su implantación posterior. Si no hay blastocisto en el día 12 en la vaca, el cuerpo lúteo comienza a lisarse por efecto de la PGF2α.

En este proceso fisiológico el embrión envía señales moleculares como la secreción de interferón tau (IFN-t), las cuales anuncian su presencia en el tracto reproductivo materno, con el fin de evitar que se desencadene el mecanismo de luteolisis ejercido por la PGF2α sobrel el CL, prolongando la vida de éste y  garantizando la producción de P4.

Con el proceso de luteinización se inhibe la aromatización de PGF2α y se comienza a producir P4 desde niveles no detectables, hasta el día 2 postestro donde se registran niveles séricos mayores de 1ng/ml, para en el día 5 postestro llegar a niveles mayores de 5 ng/ml, considerándose como funcional el CL. Si el embrión logra ser reconocido por la madre, la producción de P4 se mantiene y favorece la producción de IFFN-t, molécula importante en el reconocimeinto de la gestación, caso contrario entra en regresión mediante luteolisis.

La P4 producida durante los primeros 10 días postestro inhibe el mecanismo luteolítico, debido a la comodulación existente entre el Receptor Alfa de Estrógenos -RE2α- y el Receptor P4–RP- en el núcleo de las células endometriales. La unión de la P4 a su receptor, inhibe a RE2α impidiendo que la unión de E2 a su receptor sirva como factor de Trascripción para la Sintesis de Receptores de Oxitocina –OTR-, necesario en el mecanismo de producción de PGF2α. Una exposición continua de P4 sobre el endometrio induce una saturación de los receptores RP entre los días 11-12 postestro deprimiendo su función.

La expresión de OTR en la célula endometrial es el paso previo para que tenga lugar el mecanismo luteolítico. Los estrógenos provenientes de los folículos en crecimiento actúan sobre el RE2α, actuando como transcriptor para OTR que se instala en la membrana citoplasmática basal en espera del estímulo de la oxitocina.

La Oxitocina hipotalámica y luteal es liberada al torrente sanguíneo y llega al útero acoplándose al OTR en la célula endometrial, activando la fosfolipasa A2 cuya función es degradar el ácido araquidónico de los fosfolípidos de membrana produciéndose la PGF2α. La PGF2α llega al CL por contracorriente entre la vena uterina media y la arteria ovárica, produciendo la perdida de la función y la apoptosis de las células luteales.

La producción de PGF2α en forma pulsatil comienza a ser importantes desde el día 12   del   estro, cuando existen receptores luteales  de membrana  y sobre las cuales ejerce su función. La luteolisis permite la continuidad de la ciclicidad ovárica del animal, ya que sin la presencia de P4 se retira el bloqueo a nivel hipotalámico y el pico preovulatorio de LH puede darse de nuevo. (DAVIS)

En el caso de haber fecundación en el día 9 del desarrollo embrionario se presenta la eclosión del embrión y la nidación, caracterizada por la fusión de las membranas trofoblásticas con las membranas de las células endometriales, así como la elongación del mismo durante los días 10 a 13 postestro.

Durante éste período se induce la secreción de  una proteína el Interferon Tau –IFN-t por parte de las células mononucleares del trofectodermo al interior del útero entre los días 10-12, con una producción máxima entre los días 14-16. En los días de mayor producción de IFN-t el embrión se encuentra en la fase de precontacto, caracterizada por la diferenciación de las células del trofectodermo en columnares y sincitiales, en esta etapa no hay contacto entre el embrión y la madre en espera de que el IFN-t realice su función antiluteolítica. Este Interferon se ha denominado igualmente Proteína Trofoblástica Tipo 1 (TP-1 – Trofoblastina).

La producción de Trofoblastina por parte del blastocisto sería el factor inhibidor de la secreción de PGF2α. y por lo tanto asegura el mantenimiento del CL y la producción de P4, estimulada por la acción de la LH, e indispensable para el mantenimiento de la gestación. oTP1 – Ovina- bTP1 –Bovina-

La inhibición de la PGF2α se lleva a cabo en la síntesis de receptores para la oxitocina OTR. Las células endometriales poseen un receptor de membrana para los interferones tipo 1. El IFN-t se acopla a este receptor para inducir una señal intracelular que genera la producción de proteínas como el Factor Regulador de Interferón 1 y 2. El FRI-2 actúa como inhibidor del receptor de estrógenos RE2α en la célula endometrial, evitando la unión hormona-receptor necesaria para la síntesis de OTR, por lo que no habrá receptor que reciba el estímulo para la producción de PGF2α.(OLIVERA)

Mediante este mecanismo de señalización por IFN-t se mantiene la producción de P4 por el CL, mientras el embrión continúa su desarrollo y adosamiento en los días 18 a 19 postestro. El embrión se inmoviliza en el útero por medio de las interdigitaciones de las células diferenciadas del trofectodermo extraembrionario con las microvellosidades del epitelio endometrial. (LOPEZ)

El entender los mecanismos involucrados en el reconocimiento materno embrionario en los bovinos, permite comprender desde la fisiología, fenómenos que comprometen la eficiencia reproductiva del ganado, como las reabsorciones embrionarias tempranas. Igualmente permite identificar funciones dentro de la biología molecular que son importantes para la planeación de estrategias de manejo hormonal, control del ciclo estral o la continuidad del proceso de gestación en la fertilización in vitro –FIV- 

El conocimiento de los factores que intervienen en  el reconocimiento de la gestación desde el punto de vista fisiológico, facilita la comprensión del proceso reproductivo y su insidencia en fenómenos como la muerte embrionaria temprana o la vaca repetidora. Paralelamente facilita la adopción de mecanismos que permitan un control adecuado del ciclo estral, técnicas de manejo hormonal en procesos de IATF o FIV.


EVOLUCION  DE  LA  GESTACION

Una vez se ha producido la fecundación, se presenta un proceso de clivaje o división  mitótica del cigoto, dando lugar a los denominados períodos de crecimiento Ovular, Embrionario y Fetal, que corresponden a etapas diferentes de desarrollo del concepto.


En el PERIODO OVULAR  que se extiende hasta el día 16, el  concepto  no  es  fácilmente reconocible  como  miembro  de una   especie en   particular. La primera  división o clivaje  genera  dos  células  cada  una  de  las  cuales  se  denomina  blastomera. Las  divisiones  siempre  son  mitóticas, y cada  blastómera  recibe  la  distribución  cromosómica  completa. Las  segmentaciones iniciales  son  simultáneas  para  posteriormente  dividirse  de manera  independiente  entre  si.

El período ovular comprende las fases de Segmentación y Gastrulación.

Durante la  fase de segmentación,  el  cigoto  sufre  una  serie  de  divisiones  a  lo  largo  del  eje  principal, dando  lugar  a   2 – 4 – 8 – 16    células,  en el día 4. Cada  división recibe el nombre de blastómera, la cual contiene  la  misma  cantidad  de  citoplasma  que  cuando  era  cigoto.





Las  primeras  blastómeras   son totipotentes,  es  decir  pueden  dar  lugar  cada  una  a  un  embrión  intacto y por consigiente a un nuevo o nuevos individuos con las mismas características del concepto inicial. Mientras  estén  contenidos  en la ZP, las  blastómeras  se acomodan  en  éste espacio. La  totipotencialidad  no   se  ha  demostrado  después  de  las  16  blastómeras.

Recientemente se  han  transplantado  núcleos  de  células  somaticas  de  ovejas  adultas  en  oocitos  enucleados  dando  lugar  a ovejas  normales. Por  lo tanto, parece  que  las  células  pueden  ser  potencialmente totipotentes  si  se  exponen  a  condiciones  ambientales  apropiadas.

La  división  mitótica  se  efectúa  dentro  de  la  Zona  Pelúcida  que  mantiene  un  volumen  fijo  durante  el  proceso.

Cuando  se  forma  una  masa  compacta  y  las  blastómeras  no  se  pueden  contar  fácilmente,  esta  recibe  el  nombre  de  Mórula. Lo  anterior  se  efectúa  a   nivel  del  oviducto,  ocurriendo una mitosis al día, llegando  al  útero  en  el  día    día. Durante  esta  fase  se  forman  dos  poblaciones  de  células  una  interna  y  otra  externa. 



Las  células  de  la  parte  interna  desarrollan  las  uniones  en  muro o  GAP  que  facilitan  la  comunicación  intercelular  y  permiten  que  estas  permanezcan  como  un  racimo  definido.

Las  células  externas  desarrollan  adherencias  célula-célula  conocidas  como uniones  impermeables,  las  cuales  alteran  la  permeabilidad  de  esta  capa  celular. Luego  de  la  formación  de  las  uniones  impermeables  se  comienza  a  acumular  liquido  producido  por  la  activación  de  la  bomba  de  sodio  en  las  células  externas  que  impulsan  iones  de  sodio  dentro  de  la  porción  interna  de  la  mórula. Hasta ahora no ha habido un aumento de tamaño, simplemente hay más células pero son más pequeñas, lo que sí aumenta en gran número es el material genético. 
Las blastómeras se organizan en forma de anillo formando una cavidad o Blastocele  para dar lugar al Blastocisto Temprano en el día 6. En el día 7-8 las células ocupan todo el espacio de la Zona Pelúcida y se denomina Blastocisto Expandido. Simultáneamente estas células blastocisticas dan lugar a células de desarrollo específico, diferenciándose dos áreas específicicas La Masa Celular Interna MCI, y el Trofoblasto.  La masa celular interna dará origen al cuerpo del embrión y el trofoblasto inicialmente al corion y las membranas placentarias.


Al mismo tiempo que el blastocisto continua con la mitosis y el líquido continua llenando el blastocele las células trofoblásticas producen enzimas proteolíticas que debilitan la Zona Pelúcida    - ZP- ocasionando su ruptura y por consiguiente su eclosión y posterior elongación, aumentando de tamaño en el día 12  -13 postfecundación.








Cuando  el blastocisto eclosiona queda flotando dentro de la luz del útero, siendo totalmente dependiente del medio uterino para su supervivencia, de la adecuada función del CL y la consiguiente producción de progesterona.

El blastocisto se invagina a nivel de la Masa Celular Interna, mediante un proceso denominado Gastrulación, iniciandose el período embrionario.



El PERIODO EMBRIONARIO es la fase de crecimiento y desarrollo de todos los órganos u organogénesis, además de los diferentes sistemas. Igualmente se efectúa la implantación y el desarrollo de la placenta o placentación, extendiéndose hasta el día 45 postfecundación.

La implantación embrionaria es un proceso complejo, que comprende una serie de etapas que comienzan con la fijación del blastocisto al útero y termina con la formación de la placenta definitiva.

Para que la implantación tenga éxito, se requiere de una comunicación entre el embrión y el endometrio a través de una serie de señales moleculares y celulares que conllevan finalmente a una sincronía entre el desarrollo del embrión y una compleja serie de eventos inducidos en el útero por los estrógenos y la progesterona (P4).

Existen evidencias que los FC se expresan antes de la implantación en bovinos, en donde los FC TGFα – TGFβ y PDGF se expresan antes de la fertilización. El efecto estimulador de los FC sobre el desarrollo del embrión fue reconocido cuando fueron adicionados in vitro, lo que sugiere la existencia de un mecanismo autocrino para estas moléculas.

Los estados tempranos de la preimplantación embrionaria in vivo, pueden ser regulados por los FC tanto de origen materno como embrionario. Algunos como la insulina y el     IGF I pueden operar a través del metabolismo intermediario. El ARNm de IGF I se ha encontrado en el oviducto bovino durante el descenso del embrión al útero.

En el embrión bovino la transcripción para TGFα y PDGF  es detectable en todos los estados desde una célula hasta el estado de blastocisto. En el bovino el producto del genoma materno FGF – bTP I solo fue detectado a partir del estado de 8 células y los transcriptos para EGF y NGF no fueron detectados en ningún estado.

La suplementación de medios de cultivo con EGF solo o con IGF I in vitro, mejoró la expansión de las células del cúmulo, la maduración nuclear y las tasas de fecundación de oocitos bovinos. El crecimiento del concepto también es regulado por citoquinas provenientes de linfocitos, entre ellas el TGFβ en unión con el FGFβ y el LIF.

Se ha reconocido que las membranas embrionarias de ovinos y bovinos en fases iniciales de la implantación poseen grandes zonas avasculares, las cuales podrían estar relacionadas con un ambiente hipoxico, el que a su vez estimularía la angiogenesis. Igualmente se afirma que la hipoxia podría “regular en alza” la producción de ARNm para el FC endotelio vascular VEGF, el cual podría jugar un papel importante en la angiogénesis e invasión de las células del trofoblasto. Recientemente se ha encontrado en el sistema complejo del VEGF en   el complejo cumulo-oocito lo que indica que este FC controla el proceso de angiogénesis.

Se  dice  que  el  embrión  se  implanta  cuando  el  blastocisto  luego  de  adherirse  a  la  superficie  uterina  en  un  punto  bien localizado, penetra  a  través  del  epitelio  y  se anida  en  la  capa  compacta  del  endometrio. 

En el bovino la implantación está precedida por el desarrollo de pequeñas proyecciones trofobásticas y ocurre hacia el día 19-20 post concepción encontrándose una unión estrecha a los 19 días, comenzando no solo cerca al tejido embrionario, sino que se extiende sobre el corion incluyendo las áreas intercotiledonarias. El epitelio materno se hace más delgado y pueden estar ausentes algunas áreas, como producto de la degeneración que se observa en el trofoblasto. Los cambios histológicos más importantes se refieren al desarrollo del trofoblasto, epitelio que cambia, de un tejido simple cúbico a uno estratificado con dos o tres hileras de célula, cúbicas o cilíndricas. (BERNIRSCHKE)

Este trofoblasto desarrollado, modifica el epitelio uterino de revestimiento, el cual sufre un proceso de adelgazamiento y llega a verse como un epitelio aplanado, a partir del epitelio simple cilíndrico o seudoestratificado propio del útero en la fase progestacional del ciclo estral.

Los cambios mencionados, se inician cerca del embrión y se expanden hacia las zonas periféricas. Hacia el día 36  de gestación  en la vaca, la modificación del epitelio uterino se ha expandido abarcando más del 80% del área ocupada por el concepto.

EL PERIOD FETAL  es una etapa en la que aumentan de tamaño  los diferentes órganos y sistemas, así como la adaptación del nuevo individo para su nutrición, por intermedio de la placenta definitiva, extendiéndose hasta el nacimiento.

Durante la gestación se presentan cambios estructurales del tracto reproductivo, en especial en el útero, la vagina y la vulva. El feto se mantiene dentro del útero aislado del exterior por el fuerte cierre del orificio externo del cuello y su sellamiento por parte del tapón cervical, como consecuencia del espesamiento del moco cervical. Este tapón se diluye antes del parto y es signo de proximidad del mismo.

A medida que avanza la gestación, el útero sufre un aumento de tamaño gradual para adaptarse el crecimiento del feto, manteniéndose inactiva la contractilidad de la musculatura por acción de la P4. Este crecimiento se lleva a cabo en forma notoria en el cuerno gestante, en el caso de la vaca.

Pueden identificarse tres fases en la adaptación del útero. Una Fase Proliferativa endometrial que tiene lugar antes de la implantación del blastocisto debida a la sensibilización por parte de la P4. La Fase de Crecimiento se inicia después de la implantación del blastocisto y es debida a la hipertrofia de su musculatura, al aumento del tejido conectivo y al aumento de elementos fibrilares y de colágeno. En la Fase de Distensión Uterina, el crecimiento del órgano disminuye mientras que el aumento de su contenido se hace en forma acelerada.

Durante la gestación en la vaca se pueden presentar síntomas de celo, en especial al final de la misma, lo cual es debido al incremento de los estrógenos placentarios  como proceso  preparatorio y de sensibilización del útero al parto.


DIAGNOSTICO  DE  GESTACION

El diagnostico de gestación en animales se  lleva  a cabo mediante técnicas no invasivas que permiten determinar los diferentes cambios del tracto reproductivo durante el proceso de gestación, dentro de las cuales se encuentran la palpación rectal y la ecografía. Ambas técnicas deben ser realizadas por personal capacitado para lograr la mayor confiabilidad y certeza del diagnostico, cuya finalidad es la toma de decisiones tendientes a mejorar los parámetros reproductivos y productivos de los animales domésticos.

La palpación rectal se ha practicado  de manera confiable durante muchos años y representa el método más práctico, fácil, seguro y económico para el diagnóstico tanto de la gestacióncomo de las patologías de las diferentes estructuras del aparato reproductor de especies mayores, debido a que permite el examen directo de los órganos genitales de hembras en edad reproductiva y su ejecución no ha variado en el tiempo.

La ecografía o ultrasonografía ha tenido un amplio desarrollo en Medicina Veterinaria en los últimos 20 años, lo cual ha permitido tener avances significativos en la biotecnología reproductiva en animales, permitiendo junto con el estudio de la  biología molecular comprender de manera más precisa  los diferentes cambios que tienen  lugar en los distintos procesos reproductivos y su aplicación en las nuevas técnicas de fecundación asistida.

El campo de aplicaciones de la Ultrasonografía es muy amplio, y  sólo para comentar algunos de sus tantos usos, tenemos:

- Estudio de ovarios y útero durante el ciclo estral y gestación
- Diagnóstico de patologías del aparato reproductor
- Diagnóstico precoz de gestación y edad de gestación.
- Determinación precoz del sexo fetal
- Estudio de la dinámica folicular - ondas foliculares
- Guía para punción y aspiración folicular y colección de oocitos
- Estudio de la viabilidad del embrión y del feto
- Evaluación ginecológica de donantes y receptoras de embriones
- Determinación del momento de inicio de superovulación de donantes
- Estimación de la respuesta superovulatoria
- Estudio del momento de la aplicación de agentes luteolíticos para sincronizar celos
- Evaluación de la respuesta del ovario a otros sistemas de sincronización de celo
En los machos, para el estudio de glándulas accesorias, testículos y  epidídimo.



PALPACION  DEL  TRACTO  GENITAL  DE  LA  VACA

Debido a que ésta técnica proporciona prácticamente la totalidad de los datos que se pueden  obtener del examen clínico reproductivo, el profesional que lleva a cabo el procedimiento debe estar familiarizado con el procedimiento y tener la seguridad de la palpación adecuada de los distintos órganos normales, con el fin de poder determinar las variaciones estructurales que faciliten el diagnostico diferencial con entidades patológicas presentes en los mismos. Su ejecución debe ser metódica y paciente, estando seguro de que estructura se palpa, anotando cada uno de los hallazgos encontrados, siendo esto último tan importante  como el examen mismo.


CONSIDERACIONES GENERALES.

§  Adecuada contención  del  animal.
§  Utilización  de  guante  obstétrico  desechable
§  Lubricación  de  la  mano  y  el   brazo
§  Introducción  de  la  mano  en  el  recto  cerrada  en  cono
§  Evacuación  del  contenido  fecal  sin  extraer  totalmente  la  mano.
§  Durante  la  evacuación  de  materia  fecal  simultáneamente se  palpan   las  estructuras
§  Ante  una  onda  peristáltica  suspender  y  dejarla  pasar.
§  Si  el  recto  se   distiende  halar  el  pliegue  hacia  arriba  y  presionar  para  dar  salida  al  aire 
   con  movimientos  suaves.
§  Identificación  de  los  puntos  de  referencia.
§  Las  manipulaciones  suaves  y  sistemáticas  proporcionan  resultados  fidedignos,  reducen  el 
   tiempo  del  examen  y  evitan  las  lesiones  de la  mucosa.
§  En lo posible entrenar ambas manos para palpar.


PALPACION  DE    ESTRUCTURAS
§  PUNTOS  DE  REFERENCIA

  • Entrada anterior de la  pelvis  en  general.
  • Reborde  del  pubis.
  • Espina  iliaca.
  • Localización  de  los  ligamentos  anchos.
  • Localización  y  posición  del  cerviz
  • Localización del útero
  • Localización  y posición de los ovarios.



CUELLO

Con  los  dedos  ligeramente  encorvados  deslice  la  mano  a  lo  largo  de  la  cavidad  pélvica, en especial el piso de la pelvis.  No olvidar que el piso es cóncavo en la vaca. Es una  estructura  cilíndrica  o  nodular  localizada  en  la  línea  media.

Retraer  y  determinar  posición, tamaño   y  forma.

La posición del cuello es el primer paso en el examen del útero y proporciona información adicional de gran valor. Está suspendido por los ligamentos anchos e indirectamente por la  vagina lo que le da mucha libertad de movimiento. Esta libertad depende del peso del útero principalmente. El aumento de peso hace tracción sobre el cuello y lo coloca sobre el reborde del pubis tomando la forma acintada. 

El tamaño del cuello varía con la edad, la raza, el tamaño del animal, la etapa del ciclo estral, la edad de gestación y el número de partos. La involución del cuello después del parto se inicia con la de las otras estructuras pero en menor grado, encontrándose aumentado de tamaño luego de la involución de estas.
Las variaciones de tamaño en casos patológicos se acompañan de  cambios en la forma y la consistencia, en especial por desgarros durante el parto.

La ausencia del cuello en su posición normal hace sospechar  Freemartin

La forma del cuello es semiconica  característica, semejando una corneta, no variando con los  
estados fisiológicos. Puede variar con la edad y el número de partos. En razas cebuinas, en una   
gran  mayoría de los casos, se presenta en forma de S, no siendo impedimento para el parto pero
si hace difícil el paso del catéter o la pistola en el momento de la inseminación. La forma puede
variar patológicamente en casos de abscesos o cervicitis.


 LIGAMENTO ANCHO

Localice la espina ilíaca y sígala hacia la línea media de la pelvis hasta encontrar el ligamento
ancho a cada lado. Hale el ligamento para retraer el útero. Si esta gestando o el contenido es
abundante se hará difícil la retracción.



UTERO
     
      Fijando  el  cuello  con  el  dedo índice  y  el  pulgar,   dirija  los  otros    dedos  hacia  adelante, 
      para  localizar  la  bifurcación  de  los  cuernos.  La   retracción del útero puede  hacerse  halando  
      directamente el   ligamento  ancho  o   el ligamento  intercornual  ventral  y   dirigiéndolo  hacia 
      atrás.
      Determinar    Tamaño,  Posición,  Asimetría, Consistencia y Fluctuación  
     
      El aumento de tamaño en especial del cuerno gestante, produce la asimetría de los mismos y 
      depende principalmente de la edad de gestación, en especial al comienzo de esta.  En casos
      patológicos esta dado por el tipo de contenido y el grado de distensión.

      La posición del útero varía de acuerdo al peso del órgano que generalmente es debido a la
      gestación. Lo primero que se observa es un desplazamiento hacia el lado de la curvatura del
      cuerno gestante. Luego sigue un descenso ventral hacia el día 75 que se completa al 5° mes,
      encontrándose en el piso del abdomen, expandiéndose al comienzo en sentido horizontal y luego
      en sentido dorsal. Lo anterior dificulta la palpación del útero.





Mientras permanece pélvico, la  vejiga  llena puede  desplazar  el  útero  a  un  lado  u  otro. La diferencia entre estas dos estructuras es la bifurcación propia del útero.

      La fluctuación del útero está asociada a la producción y acumulación de líquidos en su interior,
      la cual da esta sensación a la palpación. La distensión  del útero se acompaña de adelgazamiento
      de la pared uterina, aumentando y facilitando la apreciación de fluctuación.
     
      La consistencia del útero está relacionada con su contenido, el cual puede ser líquido, como en la
     gestación con apreciación del feto que flota dentro del mismo, espesa en caso de piómetra 
     maceración  o de apariencia dura en el caso de momificación.


OVARIOS

Se localizan a nivel de la cresta ileopectínea. Palpando  a cada lado la  punta  del  cuerno hacia  afuera se  pueden  localizar    los ovarios.  Si el útero esta túrgido puede hacer que los ovarios se coloquen debajo del ligamento ancho. Puede sacarlos presionando con el dedo pulgar por encima del ligamento.

Determinar   Forma,  Consistencia, Tamaño y  Estructuras  Palpables.

Con la punta de los dedos tome el ovario. Ponga el ligamento propio del ovario  entre los  dedos  índice y del corazón. Gire la mano a su alrededor. El ovario quedara en la palma de la mano y puede ser palpado en toda su extensión con el dedo pulgar, lo cual facilita la identificación de las estructuras ováricas presentes.

La Forma del ovario es  ovalada, aplanada lateralmente, con su extremo tubarico agudo y su extremo uterino  redondeado. Se une al útero por medio del ligamento del ovario o mesovario. Presenta dos caras una medial y otra lateral. Su forma y tamaño  varía de acuerdo a la presencia de sus estructuras palpables. El tamaño puede variar en casos de tumores o presencia de quistes ováricos.

Las  estructuras  palpables  del  ovario  son  el  Folículo  y  el  Cuerpo Lúteo.


El folículo es una estructura vesicular, mientras que el cuerpo lúteo es de consistencia firme. Ambas pueden protruir de la superficie del ovario, en mayor o menor grado.

Entre  las  causas  de  error  en  la  palpación  rectal  se  incluye  la dificultad  en  la  retracción  uterina,  deficiencia  en  la  identificación  de  estructuras  del  tracto  reproductivo,  fecha  de  servicio  incorrecta,  prisa  en  la  ejecución  del  examen  reproductivo.


EDAD  DE   GESTACION   EN  LA  VACA

El  período gestacional  se  refiere  principalmente  a  la  etapa  fetal,  que se considera se extiende desde el día 45 hasta el día del parto a los 280 días en la vaca.  Durante esta etapa ocurren principalmente  el desarrollo y crecimiento del feto, la nutrición del mismo y las adaptaciones maternas con este propósito.

El crecimiento del feto depende del adecuado suministro de nutrientes por parte de la madre. Durante el primer tercio de la gestación el desarrollo es lento, para luego aumentar ligeramente en el segundo tercio y al inicio del tercero hacerlo a razón de 150 – 200 gms día, continuando después de los 240 días alrededor de 400 gms día.

En el vacuno está influido así mismo por factores de tipo genético, siendo más grandes en razas de leche que en cebuinas. La duración de la gestación hace que los fetos sean más grandes en las gestaciones demoradas, lo que conduce a distocias.

El diagnostico de gestación en la vaca se basa generalmente en los hallazgos a la palpación rectal, en especial en los primeros estados. La ausencia de celo a los 21 días después del servicio no es un síntoma cierto de gestación, igualmente los niveles de P4 a los 21 días postservicio sirven para descartar una gestación y no para confirmarla.

El útero es el órgano que presenta los cambios más notorios. El aumento  de tamaño es gradual en el cuerno gestante, manifestando además  asimetría con el cuerno no gestante, siendo poco notoria en los primeros 35 días, en los cuales solo se aprecia una tensión del mismo. La distensión se acompaña de adelgazamiento de la pared por la producción y acumulo de los líquidos placentarios.

Este aumento de tamaño trae como consecuencia el desplazamiento del útero de la cavidad pélvica al reborde del pubis y posteriormente su descenso en la cavidad abdominal. El descenso se inicia alrededor de los 80 días de gestación y finaliza a los 150 días, en los cuales se encuentra ocupando el piso de la cavidad abdominal, dentro de la cual se expande en sentido horizontal y dorsal.  La palpación del útero se hace difícil a partir del 5° mes  de gestación.

Los ovarios son palpables en los primeros estados de gestación, apreciándose  a la palpación la presencia de cuerpo lúteo, el cual se encuentra en el mismo lado del cuerno gestante. A medida que el útero desciende los ovarios son menos palpables pues son arrastrados por este al piso de la cavidad abdominal.

Los signos anteriores sin embargo no son considerados como positivos de gestación, pues pueden ser debidos a entidades patológicas que semejan una gestación.

Los Signos Positivos De Gestación son los siguientes:




El deslizamiento de las membranas fetales hace referencia a la palpación del pliegue de la membrana corioalantoidea, el cual se percibe a la compresión del cuerno gestante dejándolo resbalar entre los dedos, en especial en la parte más amplia del cuerno distendido ya que es la más delgada, a partir de los 45 días.



http://www.youtube.com/watch?v=yR-mmhRytVw&feature=related







El amnios que rodea y contiene el embrión dentro del saco amniótico constituye   la vesícula amniótica. Esta puede palparse como una estructura túrgida dentro del saco  corioalantoideo. Es conveniente abarcar con la mano esta estructura  entre el dedo anular y el resto de los dedos. La tensión de la vesícula en los primeros días de gestación se va perdiendo gradualmente a partir de los 50 días. 

Los cotiledones son formaciones bien delimitadas, fácilmente palpables a través de la pared uterina, a partir de los 80 días cuyo tamaño  va en aumento y varía a medida que progresa la gestación.  Son más grandes en el cuerno gestante  y en la porción media. Se encuentran distribuidos en la superficie del útero en cuatro hileras, en número variable de 70  a 120. Es en estas estructuras en donde tiene lugar el intercambio nutricional sanguíneo y gaseoso.

El embrión inicialmente y el feto  después, es palpable dentro del útero a medida que la vesícula amniótica pierde turgencia. Es fácil de palpar y agarrar directamente a partir de los  70 días y hasta cuando el útero inicia el descenso. El feto flota dentro de los líquidos contenidos en los sacos placentarios, permitiendo su desplazamiento dentro del mismo lo que  facilita la palpación de todas sus estructuras.  Cuando el útero es abdominal solo puede palparse por balonamiento, para al final poder palpar y agarrar porciones del feto como las extremidades o la cabeza, en especial cuando se acercan a la entrada de la pelvis en la proximidad del parto. 

Es de anotar que es importante determinar la presencia de más de uno de los signos positivos de preñez,  de asegurar aún más el diagnóstico

Las arterias uterinas  son las encargadas del aporte sanguíneo, en especial la arteria uterina media, que irriga el útero. A medida que avanza la gestación la necesidad de una mayor irrigación es manifiesta y se refleja en el aumento del calibre, el volumen y la fuerza del pulso de estos vasos, siendo mayor y más notorio inicialmente en la arteria del lado correspondiente al cuerno gestante, luego lo hace en menor grado la arteria del lado no gestante.  Este proceso se aprecia al palpar el vaso hipertrofiado y percibir la sensación de paso de aire lo que se conoce como frémito.

El fremito es ligeramente  palpable a partir de los 4 meses, francamente palpable a los 5 meses en el lado gestante  y  en el lado no gestante a los 6 meses, siendo de menor volumen que el del lado gestante.









 DIAGNOSTICO  DE  GESTACION  POR  ECOGRAFIA









PLACENTACION

La placenta es un órgano transitorio que facilita el intercambio metabólico entre el concepto y la madre, además de tener una función endocrina. Está compuesta por estructuras provenientes del trofoblasto embrionario siendo  el corion la unidad funcional de la placenta fetal, el cual posee pequeñas vellosidades digitales que se protruyen dentro de la superficie endometrial, cuyas  modificaciones de la superficie  facilitan el intercambio de sangre y nutrientes necesarios para el  sostenimiento y supervivencia del feto.



Los pliegues del amnios se inician a los 15 días y completan a los 18 – 19 y el saco amniótico se llena de líquido a los 20 días, por lo que se hace difícil la palpación del feto en los primeros estados de gestación. El alantoides se forma a los 23 días y se fusiona con el corion a los 28. Esta unión es menor en los extremos del alantocorion por lo que se facilita la circulación cruzada entre gemelos y la presentación de Freemartinismo. En el endometrio de los rumiantes existen áreas desprovistas de glándulas, denominadas áreas carunculares que al desarrollarse constituyen las Carunculas. Varían de 70 a 120 en el bovino y tienen forma de hongo. Las zonas placentarias situadas frente a las carúnculas desarrollan áreas vellosas originando rosetas o Placentomas, los cuales se desarrollan intensamente a partir de los 40 50 días penetrando profundamente las criptas carúnculares a los 60. El conjunto de estas estructuras recibe el nombre de Cotiledon.

En los placentomas se verifica el intercambio gaseoso y de principios hemotróficos, mientras en el área situada entre éstos se absorbe el Histotrofo.

La vaca tiene una placenta policotiledonaria típica de los ungulados. Con frecuencia se define como Placentoma la combinación del cotiledón   materno y la carúncula fetal. Su tamaño, forma, grosor y composición histológica son variables. Se considera que en el bovino tiene forma cóncava, aspecto más importante relacionado con el crecimiento del feto. La placenta ocupa ambos cuernos.

En un estudio de Wild 1964, se encontró que el número de cotiledones varía de 80 a 120, sin embargo otros afirman que pueden llegar a los 150. El número de cotiledone es  determinado en general por el número de carúnculas maternas en el útero  bicornual. Estos se presentan en cuatro hileras a todo lo largo del útero, siendo más escasos en la periferia. Igualmente el tamaño de los cotiledones varía ampliamente, siendo más pequeño en  la periferia. El diámetro más grande es de 16 cm. En raras ocasiones la placenta bovina se ha descrito como de tipo difuso, más que cotiledonario.


Un aspecto controversial tratado por Mossman 1987, se refiere al cuestionamiento sobre si es epiteliocorial solamente o combinada  de una placentación  sindesmocorial así como el papel y origen de las células binucleadas, además del mantenimiento del epitelio de la supetficie endometrial.  (BERNIRSCKE)

La mayoría de los estudios sobre la placenta bovina están orientados a detallar la delicada estructura de los cotiledones. Los diferentes autores están de acuerdo en que la placenta bovina es en principio un órgano epitelio-corial con pequeñas áreas de carácter sindesmocorial.

Las vellosidades están  cubiertas por una sola capa de trofoblasto cuboidal siendo más cilíndricas bajo la superficie coriónica. El aspecto más notorio e indiscutible es el gran número de células binucleadas (15-20%), no solo por su origen definitivamente  trofoblástico sino por sus cambios inevitables. Las células trofoblásticas binucleadas se forman a partir del trofoblastos tipo I del substrato colágeno (no membranoso) que producen lactógeno placentario (NAKANO). A pesar de que en estudios In Vitro se muestra la producción de células binucleadas, es el primer estudio que muestra la producción In Vitro de Lactógeno Placentario

Wooding & Flint 1994, mediante estudios con microscopio electrónico, demostraron que estas células se fucionan con el epitelio endometrial (“sindesmoepiteliocorial”). Hoy en día no hay duda de que estas celulas migran hacia el tejido materno  liberando  lactogeno placentario y probablemente progesterona. Estas  se degeneran y son reemplazadas localmente por epitelio endometrial. De acuerdo a lo anterior no tiene importancia discutir si este tipo de placenta se debe denominar como un órgano  epiteliocorial, sinepiteliocorial o sindesmocorial. Es más importante determinar si  tales células multinucleadas, a veces fucionadas con células endometriales se convierten en células trinucleadas y si   tienen la   tendencia a diseminarse.


La presencia de las células binucleadas es la característica más relevante de la placentación de los artiodáctilos, constituyendo entre  un 15-20% del epitelio, demostrándose la fusión con el epitelio caruncular para convertirse en células trinucleadas y plaquetas sincitiales mas cercanas al ápice de las criptas. El hecho de que el contenido granular del citoplasma de las células binucleadas “fluya” dentro del citoplasma de las células trinucleadas de origen materno, hace que se concluya que las células binucleadas producen el lactógeno placentario más cerca de la circulación en donde necesita ejercer su efecto.

Estudios recientes de Kizaki et al sobre clonación de genes de heparinasa e hibridación placentaria bovina han mostrado de manera convincente que estas células producen heparinasa durante  la iniciación y el fin de la gestación. Estos autores sugieren que la heparinasa “puede desempeñar un papel en la placentogenesis para degradar la matriz extracelular”.

Las células binucleadas con frecuencia poseen un núcleo sorprendentemente grande. El  ADN contenido se estudió mediante la coloración de Feulgen y microfotometría  hallandose un núcleo tetraploide y poliploidización que se encuentran con frecuencia en preparaciones impresas de trofoblasto bovino.


BIBLIOGRAFIA

/BERNIRSCHKE K. COMPARATIVE PLACENTATION. Domestic Catle –Bos taurus. International Veterinary Information
                   Service, Ithaca NY  www.ivis.org 1-Aug-2007; A4101.0607




DAVIS JS. MAY JV. KEEL BA. Mecanisms hormone and grow factor action in the bovine corpus luteum.
                  Theriogenology 1996

GIL  A.    Afecciones  Reproductivas  de  la  vaca,  estudiadas  mediante  determinaciones de  progesterona en la leche 
                  Revista  ICA  Vol  15    4 213  1.980

HOECHST.-  Observación  Ecográfica  Durante  La  Gestación  y  El  Ciclo  Estral  Bovino. Manual 
                 Técnico     Laboratorios  HOECHST  1.995

JAINUDEEN M.R. HAFEZ E.S.E.- Embarazo, fisiología prenatal y parto.  Reproducción e inseminación Artificial En
               Animales. Interamericana McGraw Hill.

KISAKI K., Yamada, O., Nakano, H., Takahashi, T., Yamauchi, N., Imai, K. and Hashizume, K.: Cloning and
               localization of heparanase in bovine placenta. Placenta 24:424-430, 2003.

LOPEZ AP, GOMEZ LF,  RUIZ ZT. OLIVERA M GIRALDO CA. Reconocimiento Materno De La Preñez E
              Implantación Del Embrión: Modelo Bovino. 2007. Universidad De Antioquia.

NAKANO H. Shimada, A., Imai, K., Takezawa, T., Takahashi, T. and Hashizume, K.: Bovine trophoblastic cell
              differentiating on collagen substrate: formation of binucleate cells expressing placental lactogen. Cell Tissue Res.
              307:225-235, 2002

NAKANO H. Shimada, A., Imai, K., Takezawa, T., Takahashi, T. and Hashizume, K.: Bovine trophoblastic cell
             differentiating on collagen substrate: formation of binucleate cells expressing placental lactogen. Cell Tissue Res. 
            307:225-235, 2002

RIVERA  M .-Conferencias  de  Ginecología   y  Obstetricia  Veterinaria. Ed. Universidad Del  Tolima   1986

ROBERTS  S.J.- Veterinary  Obstetrics  and  Genital  Diseases. 2°  Ed.  Ann  Arbor. Edwards  Bros.  Inc. 

ROBERTS S.J. Gestation and Pregnancy Diagnosis In The Mare. Current Therapy In Theriogenology: Diagnosis,
                     treatment and prevntion of reproductive diseases in animals. MORROW.

SEBASTIAN M.  BERNIRSCHKE K. Domestic Horse. Comparative Placentation. International Veterinary Information Service,
                        Ithaca NY www.ivis.org  1-Aug-2007; A4101.0607

SPENCER TE, BAZER FW. Conceptus Signals For Establishment and maintenance of Pregnancy. Reprod. Biol
                 Endocrinol 2004; 2:p 49

ZEMJANIS R.- Reproducción  Animal.  Diagnostico  y  Técnicas  Terapeuticas.  Ed. Limusa  1.981

YEAGER AE. CONCANNON PW.- Association  between the preovulatory luetinizing hormone surge and te early
                  ultrasonographic detection of pregnancy and fetal hearthbeats in beagle dogs. Theriolgenlogy 1990.






1 comentario: